Secadoras que cuidan tu ropa

Secadoras que cuidan tu ropa

Así como podríamos decir que las lavadoras se dividen en dos tipos diferentes según la forma en que tenemos que introducir la ropa en el tambor (carga frontal o carga superior), también las secadoras tienen sus importantes diferencias. Pero en este caso no se debe tanto a la ubicación de la puerta sino al tipo de mecanismo con el que trabajan.

 

Qué tipos de secadoras existen

Hay tres tipos de secadoras, si nos atenemos a su funcionamiento: de evacuación, de condensación y de bomba de calor. Veamos, a grandes rasgos, cómo son y en qué se diferencian.

Secadoras de evacuación: esta son las secadoras más antiguas. Básicamente consiste en un aparato que coge el aire del exterior y lo calienta a través de una resistencia simple. Hecha esta operación, ese aire ya seco se emplearía a su vez para secar la ropa. Con esa carga de humedad, volvería a ser expulsado al exterior. Este tipo de secadoras cada vez se fabrican menos ya que son más incómodas, en tanto que su instalación depende de un agujero por el que la máquina tendría que coger y expulsar el aire.

Secadoras de condensación: de nuevo estas lavadoras toman el aire del exterior y lo calientan con una resistencia, pero éste permanece húmedo. Es determinante para el funcionamiento de ese mecanismo el hecho de que ese aire, tomado del exterior, entra por la parte trasera, y se va a mezclar con aire frío del exterior (seco) que entrará por la parte delantera. Ambos aires, caliente y húmedo con el frío y seco, se mezclarán hasta el punto de generar una condensación de ambos. Una condensación que da como resultado una cierta cantidad de agua que irá a parar a un depósito.

Secadoras con bomba de calor: son las más funcionales, las más modernas y las que mejores resultados están dando. Lo que hace que, lógicamente, sean a día de hoy las más fabricadas por las diversas marcas. Además son más eficientes ya que consumen mucha menos energía. La explicación radica en el modo en que emplean el calor, que es reutilizado una y otra vez. Ese “una y otra vez” quiere decir que utilizan un circuito sin fin. En ese circuito, aire calentado con un líquido refrigerante entra en el tambor, secando la ropa… pero quedando húmedo. Ese calor que ha cogido lo traslada al líquido refrigerante anterior, y se vuelve a enfriar. Ese aire ahora frío y seco abandona el condensador y vuelve a pasar por el calentador en el que el líquido refrigerante vuelve a calentarlo. 

La ropa no sale igualmente fácil de planchar de todas las secadoras

Secadoras con bomba de calor ideales

Veamos algunas de las mejores secadoras con bomba de calor que, como hemos dicho, son actualmente las más solventes del mercado.

Balay 3SB998B. Se trata de un modelo con un precio inusualmente caro para esta marca, ya que sobrepasa ligeramente los 1000 euros. Su eficiencia energética es A++ y cuenta con programas tan interesantes como el Programa Camisas, de dos kilos de carga, gracias al cual las camisas y las blusas salen apenas arrugadas, o el Programa Lencería, de hasta un kilo de carga. También cuenta con Programa Microfibras, por lo que resulta un modelo especialmente atractivo para los usuarios que hacen deporte con frecuencia. Tiene una función poco vista, que es la de la iluminación del tambor una vez terminado el ciclo. De ese modo no existe la posibilidad de dejarse ninguna prenda olvidada. Su capacidad es de las más altas de entre las secadoras “normales”: 9 kilos.

Las secadoras consumen bastante energía. Con una eficiente ahorramos en la factura y perjudicamos menos al medioambiente

Bosch tiene también muy buenas lavadoras con bomba de calor, como la WTY88809ES. Es de advertir que pertenece a la gama Professional, que es la más alta. Pero existen argumentos de sobra para que ello sea así, ya que es A+++, pero consume un 10% menos que la mayoría de secadoras A+++. A destacar también su tambor VarioSoft, que se caracteriza por su enorme cuidado por la ropa delicada. Y como dato muy importante, su bajo sonido: 61 decibelios es el ruido más bajo de las lavadoras de su clase. El condensador autolimpiante implica dos cosas: a) que el usuario no se tiene que preocupar por quitar los restos, lo que b) implica que la vida útil del aparato se prolongará sustancialmente. También tiene una capacidad de carga de 9 kilos.


Artículos relacionados

La mejor secadora. Cuida de tu ropa

Secadoras eficientes. ¿Qué más se puede pedir? A modo de breve introducción, conviene dar una breve pincelada sobre cómo es,

Tipos de secadoras

Si vives en un lugar cálido durante todo el año quizá no te plantees la compra de una secadora, pero

Lavadoras con función secado, la mejor lavadora y secadora en un solo electrodoméstico.

Hay opiniones encontradas, porque ciertamente no se puede decir que existan las verdades absolutas en estos temas. Y los electrodomésticos

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos requeridos*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies