Quejas típicas de electrodomésticos

Quejas típicas de electrodomésticos

El sector del electrodoméstico no es de los que sale mejor parados en el ranking de productos que más quejas tienen. En cabeza de esa dudosa lista están las compañías telefónicas, después de las cuales irían los bancos y demás entidades financieras, las compañías de seguros y… los electrodomésticos. Pero es que resulta que dentro de cada uno de estos sectores también hay rankings (¿y por qué no iba a haberlos?) por lo que llegamos a la conclusión de que unos aparatos suscitan más críticas que otros. En concreto, son las secadoras las que antes despiertan el descontento de los usuarios. Por el contrario, los lavavajillas tienen más aguante.

Y, en general, hay un nuevo motivo de queja respecto a un hecho que tal vez tenga que ver con la generalización de la obsolescencia programada -es decir, el diseño de los electrodomésticos con unas características y materiales tales que tengan un tiempo de vida limitado, predeterminado-. Me refiero a un significativo aumento en el número de fallos registrados entre los tres y los cuatro años desde que se compraron el aparato. Desde luego con todos los avances que los fabricantes alcanzan año tras año, con las mejoras en otras funciones y con las enormes inversiones que hacen en investigación y desarrollo, no parece casualidad. Este dato fue registrado el año pasado por una encuesta que la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) hizo entre 18.000 personas, así que se puede decir que es una información bastante reciente y absolutamente fiable.

 

 

Por qué falla mi electrodoméstico

 

Los porqués son imposibles de exponer aquí, ya que la casuística es tan amplia como unidades averiadas existen, una misma avería puede deberse a distintas razones o a una combinación de ellas. Así que vamos a fijarnos en qué es lo que falla de los electrodomésticos, pues ese dato se recoge con un simple recuento.

Veamos, una por una, cual es la avería más común de cada aparato.

  • Empecemos por las secadoras. Porque ya que hemos dado un dato bastante desalentador sobre las mismas, ahora toca dar uno bueno. Y es que, pese a que son efectivamente los electrodomésticos que antes registran problemas y averías, también es cierto que son los que menos tienen. Es decir, las tienen antes que ningún otro, pero en su descargo diré, insisto, que las tienen menos que ningún otro.

 

  • Los problemas más habituales de las lavadoras son un mal centrifugado, un desagüe insuficiente y deficiencias en el panel de mando. Como comentaba, estamos hablando de averías que tienen una solución bastante enrevesada y habitualmente cara.

 

  • Suelen ser los electrodomésticos más usados, contándose unos cinco usos por semana, pero pese a ello son los que menos y más tarde se estropean –tardan unos cuatro años y medio de media en tener su primera avería, que en la mayoría de los casos suele estar relacionada con el ruido cuando está en funcionamiento.

 

  • Frigorífico. Cuando este viene con congelador, la avería más común es que genera excesivo hielo. La segunda avería es que la puerta suele cerrar mal al poco tiempo de adquirida la nevera en la tienda. Pero las soluciones suelen tener una reparación, por lo general, relativamente sencilla, contrariamente a lo que sucede con las lavadoras.

 

Pasos para hacer una reclamación

 

Como dice el refrán, más vale prevenir que curar, y sin duda aquí ese dicho toma carta de naturaleza en todo su esplendor. Por eso antes de comprar un electrodoméstico debemos asegurarnos bien de qué es lo que necesitamos, contrastar opiniones en foros y sobre todo guardar tickets, facturas… cualquier documento que podamos necesitar a la hora de elevar una eventual reclamación.

Antes de ponernos a reclamar, lógicamente debemos comprobar que en el servicio técnico no nos pueden dar una solución. Si es así, fin de la reclamación. Pero caben dos opciones que nos harían optar por una reclamación, a saber:

 

  • El servicio técnico nos pone pegas a la hora de la reparación, o en vez de hacer que un técnico se persone en nuestra casa nos dan a nosotros las indicaciones que procedamos a la reparación.
  • El servicio técnico viene a nuestro domicilio y repara la avería, pero la reparación no es satisfactoria.

 

Antes de nada, deberíamos acudir al centro de atención al usuario que todo fabricante serio tiene siempre. Quizá allí nos evitemos un mal trago. Siempre, lo más juicioso y que al final resulta más beneficioso para todas las partes es solucionarlo de manera amistosa. Pensemos que a los responsables del servicio técnico tampoco les interesa verse envueltos en problemas legales. Suponiendo que ese deseable supuesto no se da, el próximo paso es solicitar la hoja de reclamaciones. Por ley, este tipo de establecimientos deben disponer de hojas de reclamaciones, así que no nos la pueden negar, y en el –raro- caso de que se nos negara, podríamos acudir directamente a una asociación de consumidores e incluso a la policía para que hiciera su atestado. De todos modos no nos pongamos en lo peor y supongamos que nos la dan sin rechistar. Pues bien, en ella pondremos nuestros datos personales, los datos del fabricante contra quien se pone la reclamación, el por qué de la reclamación -es decir, los hechos concretos y expuestos de la manera más resumida posible- y lo que pedimos exactamente con la reclamación. Una copia la entregamos en la administración, sin olvidarnos de –esto es fundamental- acompañarla de los documentos que apoyarán nuestra queja. Desde esa administración, a su vez, la derivarán en función de sus características, para darle el tratamiento de arbitraje, mediación o inspección, en el caso de que no tenga que ser trasladada a otro organismo.

En la web de Balay he visto un mensaje que me ha gustado, y es una invitación del centro de atención al usuario a trasladar la reclamación, por supuesto, pero también invitan a felicitarles. Me ha chocado, pero… ¿por qué no? Nunca estará de más reconocer el trabajo bien hecho. Además, de ese modo les estamos dando buenas pistas a los fabricantes de por dónde tienen que ir para mejorar sus productos.


No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos requeridos*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies