Qué tiene que tener el mejor horno

Qué tiene que tener el mejor horno

Voy a hacer hoy uno de esos posts de recopilación de “requisitos” imprescindibles para comprar un electrodoméstico. Hoy le ha tocado el turno a un tema muy apropiado para estos días de calor – ¡o quizá precisamente por eso muy poco!-: los hornos. Veamos qué tiene que tener un horno para que pueda ser una futura compra.

 

Pirólisis, ¡por supuesto!

Sí, pirolisis, pero primero vayamos por partes. Y antes que nada, lo que tenemos que hacer es encajarlo en el espacio de que dispongamos para él en la cocina. Hay una diferencia entre los de 60 cm de altura y los de 45 cm de altura que además de en esa medida no radica tanto en la capacidad, ya que suele ser semejante, sino más bien en las alturas que el horno puede tener. Por norma general, los primeros hornos presentan tres diferentes alturas a las que poder colocar la bandeja, mientras que los de 45 no suelen tener más de dos. Los modelos más habituales son, no obstante, los de 60 cm de altura.

Existen hornos de más baja altura (45 cm) para cocinas pequeñas

Esta división de hornos hay que efectuarla en base al espacio que se tenga en la cocina, claro. Pero, ¿y en base al tiempo que el usuario tenga en su vida? Pues en ese caso existe una función que puede ayudar mucho si es que ese tiempo es breve. Digamos que si existe la posibilidad de cocinar con cierta holgura horaria no es necesaria ninguna función especial al respecto. Pero en el caso de que el tiempo sea más bien limitado y ese usuario se vea obligado a tenerlo bien compartimentado, una buena opción puede ser la de tener un horno que ya tenga las recetas programadas. De ese modo, no hay más que meter los ingredientes y activar esa función. Lo que suele ser más normal y encontramos en la mayoría de los modelos es que esas recetas vengan programadas con platos más o menos clásicos, por lo que no habría que preocuparse por nada, a no ser que se quiera agregar nuevos platos. En ese caso el mismo usuario puede pregrabar las recetas que prefiera. Se trata, en todo caso, de una función pensada sobre todo y como digo para los que no disponen de mucho tiempo para cocinar.

Si este caso de la falta de tiempo fuera extremo, podría ser también conveniente el tener un horno con función de microondas. Como se puede imaginar, cocina a una velocidad mucho mayor que el horno convencional. Pero es que además, hay que destacar que los resultados finales cada vez son mejores y los alimentos conservan mejor su sabor y propiedades que los microondas de hace unos años.

Y en todo caso, sin salirnos del tema del tiempo, si queremos ahorrarnos buena parte del rato de precalentamiento del horno, existen funciones que lo aceleran, como la Sprint, con la que ese tiempo se reduce más de la mitad. Este es el nombre que recibe por ejemplo en Bosch, pero cada fabricante tiene el suyo.

La pirólisis evita, precisamente, esto

De todas formas y si lo que se busca es, ante todo, hacer comida que conserve todas las propiedades de los alimentos, lo mejor es el horno con función de vapor. Sólo las vitaminas se pierden en un porcentaje ridículo -el 5% de las que contiene el alimento en cuestión- mientras que los minerales se conservan en su totalidad. Por ello, el horno con función de vapor es uno de los mejores recursos para la comida sana y con nutrientes. Pero también tierna y muy jugosa, por la humedad que aporta.

Uno de los aspectos más importantes es la buena, homogénea, distribución del calor por el horno. Para ello, lo primero a tener en cuenta es que el horno sea de ventilación. Además, con ese tipo de hornos se pueden cocinar varios alimentos a la vez sin que los olores y sabores de unos y otros se mezclen entre sí.

Para el fundamental capítulo de la limpieza, el mejor y más efectivo invento es la pirólisis, que consiste en una enorme aplicación de calor para reducir los restos a carbonilla, pero… de eso ya hemos hablado en otros posts. Pinchad aquí para obtener más información sobre la pirólisis.

 

La puerta, qué importante es

Quería dedicarle, aunque sea breve, un apartado al tipo de puertas que algunos hornos tienen. Las puertas de las que hablo son muy cómodas sobre todo para efectuar la limpieza, ya que se pueden introducir debajo de la parte inferior del aparato. De ese modo nos ahorramos todo el molesto “cuerpo” que queda a nuestra derecha cuando tenemos que adoptar alguna postura más que complicada si nos ponemos a limpiar la cavidad. Es una prestación que encontramos en muchos de los hornos Neff con el nombre de Slide&Hide.

 


Artículos relacionados

Los frigoríficos con mayor capacidad

Por motivos evidentes los frigoríficos americanos, también conocidos como “side by side”, son los frigoríficos que tienen una mayor capacidad.

Encuentra las mejores soluciones para tus alimentos. Compra estos frigoríficos combi baratos

Las grandes marcas de electrodomésticos compiten por el desarrollo de nuevas soluciones para afrontar las tareas domésticas. A la hora

Qué placa es mejor para cocinar

Parece que en este Blog, siempre que defiendo una opción de entre varias posibilidades… al poco tiempo me quedo con

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos requeridos*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies