Placas de inducción especiales

Placas de inducción especiales

Las placas de inducción han llegado para revolucionar la cocina. Lo hizo en su día la vitrocerámica que relegó a la cocina de gas. Tuvo tanta aceptación por su comodidad y precio asequible que se extendió como una ola por los hogares españoles, y también europeos.

Pero los fabricantes de electrodomésticos siguen avanzando y ofreciendo a sus clientes una tecnología cada vez más puntera y, sobre todo, sostenible. Tienen que cumplir la normativa europea que les obliga a ser más eficientes y más respetuosos con el medio ambiente.

Eso hace que las casas de electrodomésticos firmen convenios con Universidades para desarrollar nuevos aparatos en centros de investigación punteros. Así surgen electrodomésticos cada vez más innovadores. La placa de inducción surgió así, tras una colaboración del grupo BSH con científicos acreditados.

¿Qué aporta la placa de inducción?

Su gran ventaja es que, mientras la vitrocerámica funciona con una resistencia eléctrica, la inducción lo hace con campos electromagnéticos, de tal forma que sólo genera el calor que utiliza. Para ello es necesario usar cacerolas y recipientes con una base ferromagnética.

Si no, no funciona. Así que si te vas a comprar una placa de inducción, deberás renovar también parte del menaje del hogar. No te preocupes, los fabricantes sacan promociones y con la venta de la palca de inducción suelen regalar una batería de cocina. Sólo tienes que estar ojo avizor y comparar promociones para encontrar la mejor.

Por tanto, la primera ventaja es la eficiencia energética, algo que se notará en nuestra factura de la luz. Pero no es la única. La seguridad en el hogar también aumentará. La inducción como hemos dicho sólo genera calor cuando entra en contacto con un recipiente ferromagnético, por tanto, si por un descuido la hemos dejado encendida y pasamos sobre ella la mano, no sufriremos ninguna quemadura. Como mucho notaremos un poquito de calor, pero no sufriremos ningún daño.

Imposible resistirse: ¿Qué tipo de placas de inducción hay en el mercado?

Las placas de inducción también se adaptan a nuestras necesidades. Hay de diferentes tamaños. Los más frecuentes son los de 60 y 90 centímetros.

Por ejemplo, las placas de Siemens aportan una gran flexibilidad para cocinar, dicen, “con total libertad”. La ventaja de estas placas es que se adaptan al recipiente que se coloque. Da igual, la forma o el tamaño, lo cual facilita mucho las cosas, si queremos cocinar con una olla de gran tamaño.

Dispone no obstante de dos zonas de cocción tradicionales, y de diferentes áreas de inducción rectangulares que se pueden combinar en una sola unidad. Hacer una paella para muchos ya no será un problema.

Otros modelos de placas tienen un sensor de cocción, además de lo indicado en el párrafo anterior. Este sensor mantiene la temperatura seleccionada automáticamente mediante “comunicación inalámbrica a través de Bluetooth”.

Hay placas de inducción como las de Neff que, además, vienen equipadas con un control de temperatura del aceite. Esta es una gran diferencia respecto a las vitrocerámicas, que nos permite cocinar con precisión. La “vitro” se enciende y se apaga, no hace otra cosa. Si ponemos una intensidad 6 permanecerá más tiempo encendida y si ponemos la intensidad más baja se encenderá y se apagará con más frecuencia.

Sin embargo, esto permite ajustar perfectamente la temperatura a la que necesita cada alimento. Con esta tecnología, las verduras conservan su textura (no se te pasarán) y la carne y el pescado quedan perfectamente dorados.

Funciona así. Primero, seleccionamos el programa deseado y hasta que no suene una señal, no debemos añadir el aceite a la sartén. A partir de entonces, el sensor se ocupa de graduar la intensidad.

Como hemos indicado Neff ofrece placas de inducción flexibles de uso profesional y doméstico. Por ejemplo, este modelo, más profesional, tiene un precio de 1.700 euros.

Estas son sus características según se indica en su página web:
zonas de cocción por inducción
2 zonas FlexInducción de 24 x 40 cm
1 zona FlexInducción de 24 x 30 cm

Control con pantalla táctil TFT
Control placa-campana
Indicador digital de calor residual en 2 niveles
Indicación de consumo de energía
Sensor de apagado rápido

Control de temperatura del aceite en 5 niveles.
Sensor de cocción incluido
Selección automática de la zona de cocción
Asistente de recetas
calentamiento ultrarrápido para todas las zonas de cocción.

Programación de tiempo en todas las zonas
Cronómetro
Seguridad
Limitación manual del nivel de potencia
Desconexión automática de seguridad.
Seguro para niños.
Medidas aparato (ancho x fondo): 918 x 546 mm
Medidas de encastre (ancho x fondo): 880 x 490 mm

¿Te ha servido esta información? Esperamos que sí, ya sabes en cuanto te pases a la placa de inducción, no volverás a la vitrocerámica.


Artículos relacionados

Las mejores marcas en diseño de placas de inducción total

En este post quiero extenderme un poco sobre algunos de los modelos mejor valorados de las muchas placas de cocción

Recetas sanas al vapor

¿Has probado a cocinar al vapor? Este es un método rápido y sencillo de encontrar el punto de cocción adecuado

Las placas que más nos gustan

No siempre las placas “que más nos gustan” son las que podemos tener, y en la mayoría de los casos

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos requeridos*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies