4 vitrocerámicas de inducción que te enamorarán

4 vitrocerámicas de inducción que te enamorarán

Ya he hablado en repetidas ocasiones en el blog sobre las vitrocerámicas de inducción, las diferencias que existen entre éstas y las placas vitrocerámicas y las ventajas de las placas de inducción frente a las que no lo son.

Los que me seguís hace tiempo ya sabréis que en mi casa hay una vitrocerámica de inducción y que desde que tomamos la decisión de comprarla, cocinar es más rápido y sencillo, y hasta más seguro que antes de tenerla.

Sí, es cierto que nos costó un poco tomar la decisión y es que no cambiamos nuestra placa porque dejase de funcionar y fuese algo urgente que nos hiciese tomar una decisión precipitada, sino que fue más bien por una cuestión estética. Nos reformamos la cocina que ya tenía unos años, y la reforma nos llevó también a renovar algunos electrodomésticos, entre ellos la placa.

Si hubo algo que nos hizo dudar más de la cuenta fue quizá su precio, y es que no nos vamos a engañar, las placas de inducción son más caras que las vitrocerámicas. Y quizá uno de los motivos es el ahorro energético. Una placa de inducción calienta el recipiente un 75% más deprisa que una vitrocerámica por lo que el ahorro de tiempo y por tanto de energía es considerable. Ahora imagina la cantidad de veces a la semana que utilizas tu placa para cocinar, y multiplícalo por un año entero. ¿No crees que sólo por eso ya merece la pena tener una vitrocerámica de inducción?

Las mejores prestaciones

Pero no solo eso. El ahorro no es el único motivo por el que comprar una placa de este tipo. Existen otras prestaciones que te ayudarán en la tarea diaria de cocinar y que harán tu vida mucho más cómoda.

La principal, al menos para mí, la rapidez. Venga, sé sincero… tú también has utilizado alguna vez la excusa del tiempo para no preparar la cena o la comida, y has tirado de precocinados que había en la nevera ¿A que no me equivoco? Me sincero: yo también lo había hecho alguna vez. Pero realmente el tiempo con una placa de inducción va a dejar de ser la excusa perfecta, ya que como os decía antes, calientan hasta un 75% más rápido que una placa normal. De esta forma puedes tener tus recetas listas en muy poco tiempo.

Esta velocidad de la placa implica evidentemente un ahorro en nuestra factura que puede llegar incluso al 50% en los casos de mayor eficiencia energética del aparato.

Y en cuanto a las funciones de la placa como tal, os diré que hoy día, la mayoría de las placas de inducción incorporan la zona Flex Inducción, que te permite cocinar con cualquier tipo y tamaño de recipiente, ya que la placa detecta ella sola el tamaño y la forma del mismo, y calienta solo la zona que éste ocupa.

Otra prestación de estas placas es el Sensor de cocción, que es un sensor que te permite cocinar los alimentos a una temperatura exacta y constante y lo hace enviando información a la placa de la temperatura de dentro del recipiente. Esto hace que la placa regule automáticamente la potencia que necesita y evita que la comida se queme o se derramen líquidos por hervir en exceso.

Qué modelos son los mejores

Nosotros en casa estamos encantados con nuestra placa de inducción, y por ello os podría estar contando durante horas todas las ventajas y beneficios que hemos encontrado al cambiarnos a este tipo de placa.

Sin embargo, más práctico que eso será que o hable de aspectos más concretos, como por ejemplo, qué modelos de placas comprar, o cuáles son aquellas que seguro que os enamoran.

En primer lugar me gustaría hablaros de la placa de inducción 3EB980AU de Balay, en color gris antracita. Este modelo os va a encantar, no solo por su diseño retroiluminado, sino por las prestaciones que incorpora la placa.

Hay otro modelo del que me gustaría hablaros, y es la placa de inducción Serie 8 PXV975DC1E de Bosch. Esta placa me parece ideal por su zona gigante de 32 cm. Y es que no me digáis que nos ha pasado alguna vez querer cocinar un guiso o una paella para toda la familia y tener que hacerlo en dos ollas diferentes porque ningún fuego de nuestra placa es lo suficientemente grande.

¿Y qué me decís de la placa de inducción iQ700 EX975KXW1E de Siemens? ¿Habéis visto su diseño? Y además incorpora la función Home Connect para que puedas controlar tu electrodoméstico desde cualquier lugar.

Y ya para poner la guinda, os voy a hablar de este modelo que me parece sencillamente genial. Sí es cierto que quizá está al alcance de menos bolsillos, pero si lo piensas, tampoco es tan caro, puesto que incorpora dos electrodomésticos en uno. Es la placa de inducción T58TS6BN0 de NEFF con el extractor integrado. Es la placa ideal cuando el espacio es primordial en tu cocina.

Cualquiera de ellas sin duda, os va a encantar en cuanto la veáis y os vais a enamorar al instante. Ahora lo difícil será decidirse por una.


Artículos relacionados

Las placas con más estilo

Cada vez prestamos más atención al estilo a la hora de adquirir un nuevo electrodoméstico. Está claro que en cuanto

Inducción total, la reina del mercado

Lo de “reina del mercado” lo he escrito porque me parecía un título bastante sugerente. Pero, a decir verdad, las

Marcas de calidad en inducción

El concepto de placa de inducción es, de por sí, un eslabón más en la evolución de la cocina, si

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos requeridos*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies