Lavadoras con carga superior

Lavadoras con carga superior

Las lavadoras de carga superior forman parte del panorama más bien veraniego. Y es que a menudo se suelen ver en los apartamentos de playa. ¿La razón? Muy sencillo: es un electrodoméstico muy solicitado para cocinas en las que el espacio es un bien escaso.

 

Cuando el espacio es reducido

Efectivamente, la principal característica es que en los espacios pequeños tienen una más fácil cabida. De hecho, estas lavadoras no suelen superar en mucho los 40 centímetros de anchura. Pero aun así existen desventajas, como la de no poder colocar encima más que una cesta. Otro aspecto en que el ahorro de espacio entra en contradicción es el obstáculo que se encuentra el usuario que se quiere colocarla lavadora en torre con la secadora… por motivos evidentes.

 

Ventajas y desventajas

Más allá del asunto inequívoco del espacio, existen ventajas relacionadas con el hecho de tener la puerta en la parte superior. Una de ellas es la seguridad de que el acceso a la escotilla se complica enormemente para los niños, además de que la tapa de la apertura para las de carga superior es más fácil de limpiar.

Otra de las ventajas incontestables de las lavadoras de carga superior es la comodidad anatómica. Para poner cualquier lavadora nos vamos a tener que agachar. Sólo que el tipo de agachado que se realiza para poner una de estas es mucho más “benévolo” para nuestra espalda y riñones. Porque en las de carga frontal, o nos ponemos de cuclillas si queremos tener el torso erguido, o tenemos que doblarnos en una postura muy incómoda y forzada. En una de carga superior, nos tendremos que inclinar, e incluso nos podremos apoyar en el mismo aparato para que nuestra posición sea más favorable para nuestra columna.

Así es la entrada a una lavadora de carga superior

Así es la entrada a una lavadora de carga superior

Además, y teniendo esto en cuenta, los fabricantes, cada vez con más frecuencia, sacan al mercado modelos que tienen bajo el cuerpo del electrodoméstico un módulo que sirve a modo de “andamio”, de manera que se logra que la postura a la hora de meter y sacar las prendas no constituya ningún peligro. Y la cuestión no es baladí, porque al fin y al cabo este es un gesto que vamos a repetir una y otra vez durante mucho tiempo. Otra de las ventajas es que, en muchos de los modelos, se pueden añadir prendas en mitad del proceso de lavado. Cosa que en las de carga frontal se ve en modelos de ultimísima generación… y a un precio nada económico.

La desventaja obvia y más repetida por los usuarios es que, lógicamente, como ya he comentado, sobre este tipo de lavadora no es posible colocar una balda o un armarito, que a menudo sirven de desahogo para detergentes, pinzas, etc. Como mucho se puede colocar un cesto encima, pero la solución… no es igualmente satisfactoria, claro.

Uno de los temas más importantes -por no decir el que más, para muchos- es el del precio. Pero es un hecho que si comparamos lavadoras de ambos tipos y en ambos casos pertenecientes a un estándar de la misma gama, los precios suelen ser muy ajustados. No existe una gran diferencia entre un tipo y otro en ese sentido. Aunque claro, la cantidad de ropa que puede lavar en cada ciclo es claramente inferior, lo que constituye una importante desventaja.

Y muy relacionado con el precio tenemos el aspecto de la eficiencia energética. Ya sabemos que, además de la deuda que tenemos con el planeta, por medio de un electrodoméstico eficiente podemos reducir la deuda con nuestro banco. Y para esto tenemos un tipo eminentemente ganador. Y estoy hablando de… las lavadoras de carga frontal. El ahorro y la eficiencia es bastante considerable. Y no sólo en energía y agua, sino también en detergente. Así que tenemos un nuevo dilema ¿Salud? ¿Dinero? ¿Espacio? Qué difícil resulta priorizar.

 

 


Artículos relacionados

¿Cuáles son las mejores lavadoras?

¿Estás pensando en comprar una lavadora? Si estás leyendo este post has hecho bien, porque eso quiere decir que buscas

Las lavadoras más silenciosas, silencio en la cocina

Dentro del grupo de los usuarios de electrodomésticos -es decir, de la inmensa mayoría de la población- existe un amplio

La mejor lavadora para la mejor cocina

La mejor lavadora depende mucho del espacio de que se dispone y ya no estamos hablando sólo del tamaño de

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos requeridos*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies