Lo que compras al comprar una casa

Lo que compras al comprar una casa

¿Te vas a cambiar de casa próximamente? Si acabas de comprar un piso de segunda mano o tienes pensado hacerlo, deberías tener en cuenta una serie de aspectos que te pueden ser de gran ayuda.
En primer lugar, cuando compras una casa de segunda mano, es decir, una vivienda en la que ya han vivido otras personas, seguramente lo hagas con los electrodomésticos que ellos han usado, es decir, la lavadora de segunda mano, el lavavajillas si lo tiene, etc.
Cuando alguien se muda a una casa más grande o simplemente a una casa diferente, suele llevarse con él los muebles, sofás, etc, salvo que por circunstancias de espacio por ejemplo, no tengan cabida en su nueva casa. Sin embargo, con las cocinas es bien distinto. Salvo que la persona que se muda acabe de comprar un nuevo electrodoméstico y decida llevarlo consigo, lo habitual es que los electrodomésticos se queden en la antigua vivienda, es decir, esa que tú vas a comprar.

Y no viene mal, porque comprar una casa siempre es una gran inversión, y no siempre hay remanente suficiente para amueblarla de arriba abajo, incluyendo los electrodomésticos de la cocina, que comprados todos de una sola vez, es otro desembolso de dinero importante.

Revisión de la cocina

Llegar a tu nueva casa y encontrarse con la cocina amueblada puede ser una gran ventaja, sin embargo, es importante hacer algunas revisiones para asegurarse de que todo está correcto, sobre todo en lo que se refiere a los electrodomésticos.

En primer lugar, asegúrate de que todas las conexiones eléctricas están en perfecto estado, que no hay cables pelados o defectuosos que puedan originar algún cortocircuito u otro tipo de incidente.
Una vez hechas estas primeras comprobaciones es momento de hacer una limpieza en profundidad de los mismos. No quiero decir con esto que los anteriores propietarios no cumplieran con unas medidas mínimas de higiene, sin embargo, limpiar bien todos y cada uno de los electrodomésticos de la cocina nos ayudará a estar más seguros de que vamos a eliminar cualquier posible resto de suciedad y bacterias que pudieran quedar.

Y no solo por fuera. Los electrodomésticos deben estar completamente limpios antes de usarlos por primera vez, también el interior de los mismos.

Para limpiar los electrodomésticos existen productos específicos que podrás encontrar en la mayoría de los supermercados o tiendas especializadas, pero también puedes utilizar remedios “caseros” o utilizar productos más naturales para limpiarlos, como el vinagre blanco o el limón, que seguro que todos tenemos en casa.

En el caso de la lavadora te será de utilidad leer este post sobre cómo limpiar tu lavadora, pero encontrarás muchos más navegando un poco por internet. Verás que en todos te aconsejan limpiar bien el exterior, las juntas, el cajetín del detergente, el interior del tambor, y sobre todo los filtros.
Si la lavadora que hay en tu nuevo piso es relativamente nueva, seguro que dispone de un programa especial para el lavado del tambor, pero si no lo tiene, en este post te cuentan cómo hacerlo. Y lo mismo para el resto de los electrodomésticos: el lavavajillas, el horno, el frigorífico.
Para limpiar el horno te será de gran ayuda si dispone de limpieza pirolítica. En ese caso, es tan sencillo como ponerla en marcha antes de cocinar ninguna receta y así nos aseguramos que cualquier resto de suciedad que pueda haber se desintegrará convirtiéndose en cenizas.
Si el horno no es pirolítico te tocará enfundarte los guantes y realizar una limpieza a fondo de este electrodoméstico. Lo mismo con el frigorífico. Son electrodomésticos que están en contacto con comida, y por lo tanto, son más susceptibles de tener gérmenes o bacterias, así que una buena desinfección las mantendrá a raya.

Y ahora, ¿cómo funcionan?

Una vez realizadas las limpiezas oportunas de todos ellos es hora de asegurarnos de que funcionan correctamente y la mejor forma de hacerlo es probándolos. No vamos a saber si el frigorífico enfría lo suficiente si no lo enchufamos y comenzamos a llenarlo con comida. En este caso asegúrate en unos días que los alimentos frescos se mantienen en buen estado el tiempo necesario.
Pon dos o tres coladas y comprueba que tu ropa sale limpia, con el nivel óptimo de humedad, es decir, comprueba que la lavadora realiza la función del centrifugado correctamente y que cumple con su función. Y lo mismo con el resto de los electrodomésticos.
Puede ser que te surjan dudas de cómo funciona alguno de ellos. No te preocupes, es algo normal. Quizá tengan funciones que desconoces o que tu electrodoméstico anterior no tenía, y no sabes usarlos.
En ese caso lo mejor sería consultar el manual de instrucciones, pero sé que esto no siempre es sencillo. Seguramente el anterior propietario no te ha dejado esos manuales y no tienes ni idea de cómo averiguar el funcionamiento.
Debes saber que muchas de las marcas de electrodomésticos, por ejemplo Bosch, tienen a disposición de todos una página para descargar manuales de instrucciones de todos sus electrodomésticos si no dispones de ellos.


Artículos relacionados

Opiniones sobre lavavajillas de 45cm

Hace tiempo que dejó de ser necesario aclarar que tener un lavavajillas es una gran idea. Desde que se conocen

La mejor secadora de evacuación

Las secadoras se hacen imprescindibles si vives en una región del país húmeda. Eso en España es fácil porque nuestro

Lavadoras para toda la familia

¿Vas a comprar una lavadora? Este tipo de electrodomésticos son siempre una excelente solución a la hora de organizar tu

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos requeridos*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies