El horno con mejor sistema de limpieza

El horno con mejor sistema de limpieza

Siempre es una buena noticia todo lo que suponga facilitarnos la vida, y una de las condiciones para encontrar esa sencillez es… que el trabajo en casa se reduzca al máximo. Cuando hablo de trabajo me refiero a las tareas del hogar. De ellas, parece obvio, probablemente lo más desagradable sea todo lo que esté relacionado con la limpieza. Pero incluso dentro de la limpieza hay “gamas” de incomodidad. En mi opinión -y lógicamente esto es muy personal-  uno de los peores gestos referidos a la limpieza de la casa es dejar el horno como una patena. Por lo muy pegada que suele estar la inmundicia a las paredes del aparato y sobre todo porque la postura me es no ya incómoda sino algo dolorosa: siempre me acaba dando un tirón.

Y aunque hablo en presente, realmente tenía que hacerlo en pasado, porque ese trance ya no lo tengo que soportar más. Tenía el antiguo horno muy obsoleto hace un par de años y me compré uno con función de autolavado. Si se me permite la expresión, sólo puedo decir que ha sido mano de santo.

 

 ¡No hay que dejar que llegue a este punto!

¡No hay que dejar que llegue a este punto!

 

Dos funciones de limpieza en un solo aparato

Este es probablemente uno de los asuntos que más he tratado en este Blog. La razón es sencilla: el horno de que hable se trata de una de las mejores inversiones que he hecho en mi vida. De entrada diré que soy algo maniático con la higiene, por lo que por más que no me guste limpiar el horno siempre lo he hecho a menudo, incluso más de lo que se suele recomendar, que es de una media de una vez cada diez usos aproximadamente. Así que cuando tuve la oportunidad -es decir, cuando se me rompió- opté por un horno con pirólisis. Es sencillo: saco las bandejas, activo la correspondiente función y la temperatura se eleva hasta 500⁰. Es mucho, muchísimo, por lo que durante ese tiempo no se debe abrir la puerta ya que sería peligroso. Digo mal, no se puede abrir la puerta, no es posible, ya que se activa automáticamente un bloqueo. Está muy bien pensado porque nunca se sabe cuándo puede venir un niño y… Yo tengo hijos y en ese particular no tengo ninguna preocupación. Después de un rato no demasiado largo, dejo enfriar un poco el interior y, simplemente, retiro con una bayeta humedecida la carbonilla que ha quedado de los restos que estaban adheridos a las paredes. Y mi espalda sigue tan fresca, que es lo que a fin de cuentas más me interesa.

La alternativa a la autolimpieza del horno por pirólisis es la aquálisis. No la he probado personalmente así que no puedo dar un testimonio de primera mano. Pero he investigado en varios foros y la sensación en general es que los usuarios están bastante satisfechos con esta prestación basada en el agua. El principio es parecido, ya que se trata de calor lo que deshace los restos. Pero la aplicación dista mucho, sobre todo si hablamos de potencia. Y es que el horno se pone a sólo 60⁰, pero previamente se ha vertido agua en la bandeja hasta la altura de un dedo, con un chorrito de jabón. El vapor producido es el que provoca que la suciedad se “despegue” de paredes, techo y suelo. Es obvio que el procedimiento es menos lesivo que en el caso de la pirólisis, y es fácil intuir que es menos costoso, pero también parece ser algo menos efectivo.

Es importante tener el horno limpio. Por olores, estética e higiene

Es importante tener el horno limpio. Por olores, estética e higiene

 

Cocinar a temperatura baja con programa Circo Therm

Cambiando totalmente de tercio, vamos a dejar de lado la limpieza y nos metemos directamente en lo bonito de la cocina: cocinar. Y ya tenía ganas de poner el foco en la función que tienen algunos hornos llamada CircoTherm. No es nueva, ya que Neff la sacó al mercado hace casi medio siglo. Lo que sí conviene decir es que está mejorada a base de afinar el motor del horno. El resultado, que es lo importante, es que el calor se distribuye de manera totalmente homogénea, y… ¿qué se logra con eso? Pues que se pueda cocinar más de un plato a diferentes alturas. Concretamente, ¡cuatro! Para el que tiene que cocinar grandes cantidades o quiere hornea varios platos de vez, desde luego este es un gran hallazgo.

Dos importantes apuntes más. Primero, que los sabores no se mezclan aunque se cocinen distintos platos simultáneamente y segundo, que cocina a baja temperatura, entre 160⁰ y 190⁰, lo que en comparación implica un gasto energético bastante menor que en de un horno “convencional”.

 

 

 


Artículos relacionados

Hornos baratos de las mejores marcas

Preparar las piezas de carne, pescado, y verduras en su punto es mucho más fácil si cuentas con un horno

Hornos multifunción: todo lo que necesitas saber antes de comprarlo

Tecnología, funcionalidad, eficiencia y relación calidad-precio Antes de empezar a hablar de todos los factores que nos pueden condicionar a

Cuatro razones para elegir un horno multifunción

Hace dos posts hablaba de los frigos tipo combi y hace un post hablé otra vez de frigos, pero de

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos requeridos*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies