Diferentes sistemas de limpieza de un horno

Diferentes sistemas de limpieza de un horno

El horno es uno de los electrodomésticos más sucios de la cocina. Además, el hecho de que esté “a cubierto” hace que tendamos a retrasar su limpieza. Esto no pasa, por ejemplo, con la placa de inducción o vitrocerámica, porque cuando algo de líquido se derrama sobre éstas, entendemos que de inmediato debemos limpiarlas. En realidad, habría que hacer algo parecido con el horno. La suciedad que en él se genera es, básicamente, grasa en suspensión que ha terminado por adherirse a las paredes y techo del aparato.

 

Realmente, y como deberíamos hacer con todos los electrodomésticos, lo adecuado es limpiarlo nada más nos lo instalan en casa. Porque de entrada cualquier horno viene con alguna cantidad, por pequeña sea, de grasa. En las fábricas existen grandes focos de suciedad, como también existen en las naves de almacenaje, los camiones que transportan los hornos, etc. Es decir, que llegan a casa más sucios de lo que nos pensamos. Pero no me quiero centrar en esto. Para resumir, la mejor forma de eliminar este tipo de suciedad es poniendo, durante media hora, el horno a 250⁰. Pasado ese tiempo -y una vez se ha enfriado, claro- se pasa un paño húmedo por todas las superficies. Luego volveremos a la limpieza de hornos, pero primero veamos un breve apartado de la pirólisis, una de las mejores herramientas de limpieza sin olvidarnos de la nueva aqualisis ecológica de última generación.

 

 

Pirólisis. ¿Qué horno elijo para mi cocina?

 

La pirólisis es un invento tan ingenioso como… sencillo. El principio es tan básico como la destrucción de la suciedad por medio de elevadísimas temperaturas.

 

Concretemos.

 

 

Consiste en poner el horno a 500⁰ para que los restos que con el paso del tiempo se han ido solidificando en las superficies del horno, se reduzcan a cenizas. Una vez pasados a ese estado, resulta muy sencillo quitar los restos pasando una simple bayeta húmeda. Como es obvio, recurrir a este método después de cada uso del horno resultaría excesivamente lesivo, tanto por el gasto económico como por el impacto medioambiental. Así que se recomienda hacerlo, para usos medios del horno, aproximadamente una vez al mes. Se entiende que para usos profesionales la pirolisis puede ser usada más a menudo.

 

Vuelvo al título de este apartado, porque ¿qué hornos tienen pirolisis y no son excesivamente caros? Advierto de que esta es una prestación un tanto avanzada, por lo que no la encontraremos en hornos muy económicos. De todas formas, en esta selección, todos los que aparecen tienen precios relativamente asequibles.

 

Balay 3HB557XM

Cata LC 8110 PYRO BK

AEG BP3013021M

Siemens HB74AR521E

Bosch HBA74R150E

 

 

Y la otra cara. La Aqualisis.

 

Como se puede intuir, la Aqualisis es un tipo de limpieza de hornos basado en el agua. Es más ecológico que la pirolisis, porque consiste en calentar un cuarto de litro de agua con jabón a una temperatura mucho más baja. Estamos hablando de unos 60⁰, ¡440⁰ menos que con la pirolisis! Las superficies del horno están revestidas de un esmalte que favorece que los restos se rebla0ndezcan y desprendan, basta con programar adecuadamente. Y como hemos visto en la pirolisis, basta con quitar esos restos, en este caso con una esponja.

 

Hay partidarios de ambos procedimientos. Desde luego, en ambos el funcionamiento es muy sencillo, pero con algunas pequeñas diferencias. Más efectivo resulta sin duda el primero, y además es algo más fácil, puesto que no hay que poner ningún producto de entrada, como sí sucede con la aqualisis, y la retirada de los restos es más sencilla cuando estos han sido carbonizados. Eso sí, la aqualisis es mucho menos impactante en las economías así como en el medio ambiente.

 

Se contraponen los modelos que podemos ver a menudo: el que exige un poco de trabajo previo, resulta ligeramente menos eficaz y supone menos gasto energético -aqualisis- contra el que gasta mucho más, es más fácil de usar y es más efectivo.

 

Para que quede más claro, en el vídeo podéis ver una demostración gráfica y muy sencilla de cuál es el funcionamiento de la aqualisis.

 

 

Productos de limpieza para el horno

 

Me voy a centrar en los naturales, que al fin y al cabo son no sólo los más efectivos, sino los más baratos y los menos agresivos para el horno.

 

De ellos, quizá el más conocido sea el “truco” de los limones. Basta con meter a alta temperatura -unos 250⁰ aproximadamente- el jugo que se haya extraído de dos limones, en un recipiente. Ese enorme calor hará que el jugo se evapore e impregne las paredes del horno del característico ácido del limón. De esa manera la grasa se irá desprendiendo poco a poco. Pasados unos treinta minutos, bastará con pasar una bayeta o un trapo para quitar los restos.

 

Otro recurso menos empleado pero muy efectivo es el bicarbonato de sodio. Basta con mezclarlo con agua. No hace falta que demos cantidades concretas, basta con que la mezcle termine convertida en una especie de pasta que podamos esparcir por la superficie del horno. Esa pasta, al cabo de unas dos horas, habrá reblandecido la suciedad lo suficiente como para poder quitarla con un trapo o una esponja. Ese mismo bicarbonato de sodio podemos mezclarlo con vinagre. El objetivo es atomizar el líquido resultante por las paredes del horno. Una vez tengamos todo el líquido bien extendido por el aparato bastará con que lo encendamos a 120⁰ más o menos un cuarto de hora. Pasado ese tiempo, el material resultante será muy fácil de retirar.

 

 


Artículos relacionados

Hornos baratos que te sorprenderán por su calidad

La amplia variedad de electrodomésticos que existe ahora en el mercado te pueden ayudar a equipar las cocinas baratas con

Hornos microondas

He titulado este post como lo he titulado con un objetivo… ¿cómo lo diría? ¡Casi didáctico! Y es que no

Los hornos eléctricos más baratos

Los hornos son una excelente herramienta a la hora de cocinar y preparar recetas de cocina saludables ¿Quieres saber cuáles

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos requeridos*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies