Comprar electrodomésticos por internet

Comprar electrodomésticos por internet

Hoy voy a tratar de una parte de la compra que es fundamental, pero de la que no se suele hablar muy a menudo, como es el transporte. Y esto lo vamos a conectar con las compras por internet y una de las opciones que nos encontraremos, como es la instalación hecha por profesionales o la posibilidad de montar nosotros mismos nuestros electrodomésticos en la cocina. Espero aportaros alguna información que os pueda ser de interés, pero como siempre digo, todas vuestras experiencias al respecto me interesan, así que si las queréis compartir en este Blog, os estaré muy agradecido. ¡Siempre se puede aprender de los demás!

 

Riesgos en el transporte

Uno de los peligros de llevarnos los electrodomésticos “puestos” nosotros mismos, si es que caben en nuestro coche, es la posibilidad de que al bajarlos de éste, o al subirlos a nuestra casa, les causemos un desperfecto. Y estos son, más o menos, los riesgos que entraña un transporte profesional. Si bien es cierto que, obviamente, los riesgos son menos. De entrada porque generalmente lo hacen dos personas que se dedican profesionalmente a ello. Así que aunque un cierto nivel de peligrosidad siempre va a haber en el proceso del transporte, esta será menor en tanto en cuanto lo haga alguien que sabe hacerlo bien.

Y el transporte, por cierto, es un mundo aparte para los que tengáis curiosidad. Pues depende de muchísimos factores como son el conductor, la disposición interna y tipo de asideros del camión o furgoneta o el pavimento por zonas de la vía pública. Mejor lo dejamos para otro día.

Lo que a nivel de usuario de electrodomésticos más nos interesa saber es las posibilidades del transporte, más allá del que podemos hacer nosotros mismos. Para ello, lo más habitual es contratarlo con la misma tienda de compra, aunque existe la posibilidad de contratar a un transportista externo a la misma. Hay, además de los conocidos, empresas que tienen a varios transportistas registrados. El mecanismo de funcionamiento de las mismas es que una vez se hace el pedido correspondiente ven el envío y si les interesa (por cercanía, por tipo de transporte, etc.) ofrecen sus presupuestos para que elijamos. Incluso hay empresas de transporte especializadas, exclusivamente, en el transporte de electrodomésticos. Y no son pocas, lo que indica que hay quien opta por esta alternativa que, reconozco, me parece un poco complicada además de que puede suponer un cierto retraso, por lo que si existe prisa no parece la mejor de las opciones.

En todo caso, respecto al transporte pueden surgir muchas dudas, que -en mi opinión- quedan mucho menos en el aire si el electrodoméstico lo compramos en una tienda renombrada o directamente a un fabricante serio.

Es muy recomendable que la instalación la haga un profesional

Es muy recomendable que la instalación la haga un profesional

Algunas de las preguntas que pueden existir respecto a os transportes de electrodomésticos van más allá del mero momento de la compra. Por ejemplo, los gastos de transporte de un aparato que el servicio técnico se ha tenido que llevar si éste está dentro del tiempo de garantía… ¿quién los paga? Pues los tiene que pagar el vendedor. Tanto la sustitución como la reparación, lo que añade todos los gastos que se generen, y eso incluye especialmente los de envío. Es más, cuando el servicio técnico se lleva el electrodoméstico en función, tiene que informar al comprador acerca del plazo previsto de entrega, bien del presupuesto solicitado, o del aparato una vez reparado.

Para compras hechas por internet, un tiempo de entrega razonable es de dos a cuatro días -laborables- para productos que el vendedor tiene en stock.

 

Instalación hecha por profesionales

Uno de los sustos cuando se hace una compra por internet, por decirlo de una manera fina, se produce cuando el transportista deja el frigorífico o la lavadora de turno en el portal, obligando al comprador a subírselo hasta casa. Por eso hay que dejar muy claro en el contrato de compra dónde queremos exactamente que nos la dejen.

En mi opinión, si no se entiende mucho de instalaciones, puede ser un riesgo colocar estos aparatos uno mismo, puesto que de una mala instalación se pueden derivar posteriores averías. Y esto es más importante a la hora de colocar electrodomésticos que tienen tomas de agua, como lavavajillas, lavadoras o frigos americanos. Una instalación defectuosa puede suponer una mala conexión o, aunque esta se haga correctamente, el pliegue de un tubo que luego impedirá bombear o desaguar correctamente. Y por supuesto, cando nos traigan el aparato en cuestión, es muy importante observar que ha llegado correctamente, por lo que una vez se desembale, y antes de la instalación, tendremos que hacer una inspección a fondo. Si no, la posterior reclamación será mucho más complicada.

 

 


Artículos relacionados

Marcas españolas de electrodomésticos

No sé si lo lograré, pero de vez en cuando me gusta introducir alguna publicación que no tenga que ver

Hornos autolimpiables

 El mantenimiento de la limpieza, y por lo tanto de la higiene, significa no sólo crear unas garantías de salud

Cambios en el etiquetado energético en 2021

A estas alturas es impensable que haya alguien que no haya escuchado hablar de la eficiencia energética A+++ o de

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos requeridos*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies