Balay, reina de la inducción

Balay, reina de la inducción

Que las placas de inducción son una gran idea para tu cocina no es ninguna novedad. O no debería serlo, porque desde hace años se vienen subrayando las ventajas de tener una de estas placas. Si eres de los que todavía no conocen los detalles al respecto, no temas, porque dentro de unos párrafos me encargó de describirte todas las ventajas funcionales y económicas de tener una. Pero, ¿sabes qué deben tener las mejores placas de inducciónSí, es cierto que será aquella que se ajuste a tus necesidades como cocinero, pero me atrevo a decir que si anda s a la búsqueda de la mejor tendrás que ir un poco más allá y seleccionar el modelo que tenga unas características concretas de alto nivel. Por ejemplo, si te digo que hay placas que controlan ellas solas la temperatura del aceite, ¿a qué te gustaría esa música? Pues adelante porque Balay se ocupa de que tengas esa función y un buen ramillete más.

Qué modelos destacan

Como ya se ha dicho en la introducción, Balay fue la primera marca que llegó a la meta de las placas de inducción. Tiene una veintena de placas de inducción en su catálogo y lo mejor de todo es que todas ellas tienen alguna razón técnica que les hace atractivas. Importante: no creo que el tamaño te suponga un problema porque tienes placas de 90, 80, 70 y 60 cm de ancho, amen de algunas medidas especiales como el modelo 3EB955LQ que tiene 35 cm de fondo para aquellos usuarios que tengan algún problema de espacio en la encimera.

De entre las placas de 90 cm de ancho (auténticos tanques de la cocción) el modelo destacado no puede ser otro que la 3EB999LT que tiene dos zonas de inducción flexible (una a cada lado) y una señora zona de 32 cm de diametro en el centro para que puedas cocinar prácticamente a tu antojo. Sí, te cabe una paellera.

Cuando se buscan las mejores placas de induccion siempre sale a la palestra la inducción total. Si lo que buscas es una de estas placas en Balay te tienes que ir al ancho de 80 cm o al tradicional de 60, que en muchas ocasiones a los más amantes de la cocina se les quedan un poco cortas de superficie. El modelo 3EB980AU de flex inducción total te permite cocinar en el punto que quieras de la placa, sin tener que preocuparte por la forma o el tamaño de los recipientes. ¡Y además es gris! Un punto a su favor solo por el hecho de que ya es una variación con respecto a los colores más tradicionales de las placas.

Si quieres la versión de inducción total flexible pero en las dimensiones de toda la vida busca el modelo 3EB960AU, que cuenta con todas las funciones que hacen grande a su hermana mayor (control de temperatura del aceite, programación de las zonas, zona movil para mover los recipientes a potencias distintas…)

Sabiendo que 70 cm de ancho solo tiene una placa (3EB977LT) con tres zonas diferenciadas, una de ellas de 32 cm de diametro, conviene reseñar que la mayor variedad está en las placas de 60 cm, que muy a mi pesar es el ancho más convencional en la cocina de todo español que se precie. El modelo 3EB968LT es uno de los punteros porque tienes dos grandes zonas Flex que, aunque no es total, te da toda la versartilidad que necesitas si eres un ávido cocinero ansioso de libertad entre fogones.

Por qué es mejor la inducción

Las placas de inducción son mejores o peores dependiendo del prisma con el que las mires. Y del cariño que le tengas a las vitrocerámicas y placas de gas, que con el paso de los años siguen aguantando muy bien los envites de esta tecnología. En muchas zonas de España y para muchos cocineros profesionales el gas es irrenunciable pero la tendencia cambia cuando conocen de cerca la inducción.

En comparación al resto de tecnologías de cocción la inducción es mejor porque, en primer lugar, es más segura. Estas placas invierten el 75% de su energía en generar calor que va directamente de los inductores al recipiente. ¿Qué implica esto exactamente?

  • Por un lado, implica que cocinar con inducción es más seguro porque el cristal apenas se calienta y el peligro de una mano quemada se reduce mucho. Ojo que reducir no es desaparecer.
  • Ese 75% de energía invertido en generar calor también provoca que todo sea mucho más rapido y se recorta hasta en la mitad el tiempo que pasas cocinando.

Con la inducción todo está relacionado. Que se caliente menos el cristal también supone que sea más fácil limpiar la placa porque la comida derramada no se quema. Y esa reducción de la mitad del tiempo de calentamiento supone a su vez una drástica reducción del consumo en electricidad. Evidentemente, las placas de inducción son algo más caras que el resto de placas, aunque el importe del desembolso inicial se termina amortizando en muy pocos años con el ahorro generado.

¿Tienes una placa de inducción en la cocina? ¿Qué te parece cocinar con una? ¡Cuéntanos!


Artículos relacionados

Electrodomésticos de alta gama: ¿necesitas uno?

Es un debate de muy largo recorrido. Obviamente, en sentido estricto no tenemos “necesidad” de un electrodoméstico con las mejores

Placas de inducción. ¿Las más ecológicas del mercado?

La placa de inducción es, por definición, el electrodoméstico que al cocinar más partido saca a la energía, y pese

Apuesta por una cocina low cost

¿Quieres lo último en cocinas baratas para tu casa? En este post puedes dar con las mejores ideas para que

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos requeridos*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies